Hay investigación científica que avala que el neurofeedback ayuda en la depresión y en los estados de ánimo tristes en los siguientes aspectos:

 

mejora del ánimo y la estabilidad emocional, ya que ayuda a evitar cambios bruscos de humor

mejora de la perpeción de los propios recursos para hacer frente a la situación

posibilita la disminución o abandono de fármacos antidepresivos o analgesicos. Es compatible con la toma de medicación

disminuye la ansiedad

abandono de hábitos dañinos o adicciones 

mejora del sueño y del descanso

mejora el bienestar psicológico y físico